jueves, 23 de mayo de 2019

Los detalles siempre marcan la diferencia:

...o como NO hacer una foto de Producto o de Comida como la siguiente:

Lo que para much@s pasa desapercibido para otras personas salta a la vista de una manera brutal.

Cuando te dedicas a la fotografía y; más todavía; cuando esta es tu pasión, te das cuenta que tu ojo se vuelve más observador y crítico en cuanto a las percepciones que obtenemos al ver otras fotos.

Y es que el 100% de las veces lo que hace que una foto sea genial frente a lo que podía haber sido una foto mediocre radica en esos pequeños detalles que pasamos por alto o simplemente nos son indiferentes.

Por ejemplo, con la foto del café que os presento arriba, me ha quedado un poco bastante regulera. A mí personalmente me encanta, pero es una foto intencionalmente regulera por las siguientes razones que quiero exponeros para hacer una foto genial:
  • El vaso del cafe (el sujeto principal) está ligeramente torcido. Con una mínima corrección del encuadre, la taza podía haber salido de manera uniforme en la composición.
  • La galletina que acompaña el café está detrás del vaso. Lo ideal habría sido haberla movido para que se viera a su lado. Incluso haberla sacado de su envoltorio para que la fuerza de la imagen fuera más poderosa.
  • Los azucarillos además de que no deberían mostrarse abiertos como están, podían haber estado más rectos, o incluso más cruzados. Pero no como los vemos en la foto que parecen un "quiero y no puedo" de pose.
  • La cucharilla está oculta con miedo a  nuestra cámara también. Lo ideal habría sido mostrarla al completo. Ya fuera en el plato de soporte del café junto a los azucarillos y la galleta, o en la misma mesa en el espacio libre. Como sea, pero que se vea bien, ya que forma parte importante en la acción que se sobreentiende va a suceder con el café de la fotografía.
  • El servilletero que sale en la toma, no debería estar ahí. Si bien es cierto que no desmerece en demasía la imagen final, es cierto que mostrar un pedacito del mismo y cortarle no hace que quede mejor.
La verdad sea dicha, la foto se podía haber tomado de cientos de maneras distintas. Y ademas siempre entra en juego el subjetivismo del fotógrafo.

Pero aún así, siempre hay unos baremos que se pueden cumplir para que una foto "mehhhh", se convierta en una foto fenomenal.




COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: