lunes, 4 de febrero de 2008

Lonely, NOT alone...

Cae la noche...

De nuevo, el silencio envuelve todo lo que te rodea. Sole, aparece de su dimensión. Dimensión que permanece cerrada durante el día, cuando te encuentras rodeado de más personas a las que aprecias.

- Que tal estás hoy noche mi amor?

Un escalofrío, marcado por las gélidas manos de Sole, recorre todo tu cuerpo. Y temerosamente respondes:

- Bien. Aunque...

Tus ojos descienden su mirada a las grietas del suelo de madera de tu habitación. Décimas de segundo, en los que meditas como decirle suavemente lo que te ronda la cabeza.

- Sole...- Dime cariño...
- No te deseo esta noche...

El silencio; que la acompañaba allí donde fuera; creció hasta hacerse ensordecedor. Tus oídos empiezan a sentir una ligera punzada, mientras que tus ojos hacen el gran esfuerzo de buscar los de Sole.

La extraña sensación que te acompaña todas las noches cuando Sole aparece a tu lado, crece de manera exponencial cada tic-tac del relój. Pasan 20 segundos y no sabes que hacer para que esa sensación no crezca más.

- Sole...
- ...
- Sole, por favor...
- ...

Sole está haciendo acto de presencia, pero digas lo que digas, no podrás evitar que use sus poderes contigo.

Decides acostarte para pasar la noche, lo más rápidamente posible. Cosa que, ante la indómita mirada de Sole se terciará complicado. No obstante, entre sentimientos negativos que se multiplican por si mismos cada segundo, consigues alcanzar el ansiado sueño que te ayude a evadirte de tu triste realidad...

Sueñas...
Imaginas...
Sientes...

Y durante toda la noche, resumiendo todos los sueños que puedes recordar, te das cuenta que:

"You are feel lonely, but you are NOT alone."


Ahora bien, queda el intentar asumir ese pensamiento y aplicarlo sin que los poderes de Sole te afecten demasiado todas las noches.


COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

1 comentario:

Aliena
4/2/08
Hola! Gracias por tu comentario en mi blog, sinceramente parece que me has sabido entender lo que quiero decir y eso me gusta. Y he leído lo que le dedicas a "Sole" (yo también la llamé así una vez), y me ha encantado, sobre todo la moraleja del final, que aunque nos sintamos solos puede que realmente no lo estemos. No sé si almas gemelas, pero sí que pensamos idéntico y es curioso, me gusta. Espero seguir leyéndote. Un besito grande!

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: