lunes, 24 de diciembre de 2018

Merry Trip-Mas!!! Y próspero año de viajes sin espinas!!!



Como viene siendo habitual en los últimos 5 años, aquí os dejo mi particular Felicitación Navideña...

Este año centrada en esas ESPINITAS CLAVADAS que tenemos todos en nuestra vida, y que a veces podemos sacar o no de nuestra carga interna.

¿Por qué esta temática en concreto? Porque este año ha sido el que más espinitas clavadas me he quitado de encima. Desde las más superficiales como saber el nombre de un juguete que quise de crío, o el título de una película que me encontré emitiendo hace mucho tiempo de madrugada en la TVE 2 (cuando volví a casa tras una intensa noche)...
Hasta las más profundas y que me pesaban una barbaridad, como el no haberle dicho nunca a mi abuelo que lo quería mucho antes de fallecer. Era algo que me llevaba pesando muchísimo desde crío. Y de pronto una noche, tener un sueño curioso, donde él apareció... Pero no apareció con la presencia que tenía y yo recordaba de él, no. Apareció más delgado y mayor de lo que lo recordaba. Lo que me hizo sentir veracidad y realismo a esa lógica interna del sueño.

Ese momento de silencio en el que le miro... Y solo me sale decirle: "Abuelooo..." mientras empiezo a notar una congoja que emerge... Él, que me está mirando fijamente desde que ha aparecido, con una sonrisa me dice: "Que guapo estás!!"

Y rompo a llorar como un magdaleno mientras corro a abrazarlo... Y despertarme del sueño poco después llorando ingentemente y empapando la almohada como si no hubiera un mañana...

No os podéis imaginar la carga que me quité de encima con ese sueño. Haya sido un sueño o no, para mi fue un algo más. Cerrar un círculo, cumplir una realidad pendiente. No lo sé...

Es más, ahora estoy escribiendo esto y tengo los ojos tan llorosos que no veo la pantalla y varias lágrimas han recorrido mi rostro. Menos mal que sé mecanografía y no me hace falta mirar ni el teclado, ni la pantalla para saber que lo que estoy escribiendo está bien escrito...

Aishhhhhh!!

De corazón, un año más vuelvo a realizar una FELICITACIÓN NAVIDEÑA de lo más personal. Y espero que para el resto este 2018 haya sido tan intenso a nivel de sensaciones positivas que las recordeis con cariño.

¡¡Que el 2019 sea tan positivo y productivo como deseamos!!

Y es que, ser un poco moñitas, y ser correspondido en cualquier ámbito, es el TESORO más importante que podemos conservar.

Un abrazo familia!!!



COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: