miércoles, 19 de abril de 2017

10 Viajes - By Russell

Por todo eso que te digo cada día...
Por todo eso que no te digo nunca...


Dedicado a la persona que dirijo todas y cada una de estas palabras acompañadas de fotografías.
El Puente

https://c1.staticflickr.com/3/2869/33997035251_75a10fc258_o.jpg

Hubo un tiempo, en el que disfrutaba sobremanera dejando dormir el coche en el garaje, y dirigirme a la cafetería del puerto a desayunar tranquilamente en la terracita.
En ese tiempo, desconectaba del mundo mientras degustaba mi café con leche en vaso y mi bollo; y disfrutaba observando a la gente subir y bajar del Puente Colgante. La mayoría mirando el suelo con ojos atareados, otros enchufados a sus cascos, portando una mochila y la mirada perdida en el horizonte más cercano.
Y solo unos pocos...
Los más pequeños...
Disfrutaban realmente del viaje yendo de aquí para alla, mirando por las ventanas y alborotando felizmente mientras sobrevolaban el agua de la ría.

¿Por qué muchos perdieron ese don infantil en pos de una madurez aburrida? A mi edad, sigo siendo de esos niños que disfrutan de los pequeños detalles. Y ese Puente, ese viaje entre gaviotas, vehículos y gente preocupada por su día a día es un claro ejemplo de que muchos han perdido la facilidad para maravillarse con lo risible.

Por suerte o por desgracia podré seguir disfrutando tranquilamente de mi café con leche en vaso y mi bollo. Ya tendré luego 10 armoniosos minutos para disfrutar del transbordador, acompañado de gente que no conozco.


La barca

https://c1.staticflickr.com/3/2873/33997047821_1deef496ce_o.jpg

¡Hoy hay mucha gente!
Y aunque he sido de los primeros en subir a bordo y sentarme, he tenido que ceder mi sitio a una anciana que diariamente cruza la barca para ir a por el pan. Parece ser que la educación hoy en día está carente de sentido en las nuevas generaciones.
No veo más que cabezas...
¡Oh no...!
Aquí está ella de nuevo. ¡Me estoy poniendo nervioso!
No sé su nombre, pero todos los días cruza la barca conmigo.
Y sin conocerla, me muero por poder hablar con ella...
Saber su nombre... Sus aficiones... Sus pensamientos del día a día...

¡Oh dios! Me ha mirado fijamente...
¡Que vergüenza! Me ha visto mirarla y no he podido evitar apartar la mirada.
Estoy tratando de mirarla por el rabillo del ojo... Y juraría que la he visto sonreír.

De hoy no pasa...
En cuanto atraquemos y la gente empiece a descender, voy a saludarla.
Eso es...
Voy a saludarla...
Aunque... ¿Y si me mira raro?
¿Y si la hago sentir incómoda?
...
...
Creo que voy a armarme de valor...
...
...
...otro día.
Cuando haya menos gente.
¡Hoy hay mucha gente!


La barca II

https://c2.staticflickr.com/4/3943/34127492795_52afc1219c_o.jpg

Siento el calor en todas y cada una de tus caricias...
Siento el olor del mar y el interés de todas nuestras pesquisas...
Siento el recuerdo de aquella primera vez que me atreví a decirte "hola"...
y como la barca se detuvo en el momento que me regalaste tu perinola.

"Todo a nuestro alrededor gira sin cesar..." me dijiste convencida.
"...más es nuestra obligación disfrutar sin que la tristeza sea cabida."

Cortado en aquella barca me quedé, a pesar de que en tu mirada ganado tenía tu interés,
y cuando a tierra nos bajamos, la conversación continuamos...
Continuamos hablando de la vida y la perinola dando vueltas,
y acabamos escuchando una banda sonora compuesta de canciones celtas.

El tiempo pasó y pasó, y en nuestra vida, una pequeña barquita amarró.
Quizás no fuere la más lujosa, pero fue la que más momentos bonitos nos regaló.

Ahora mismo deseo decirte sin dejar de mirarte a los ojos, a los labios:
"Todo lo que necesito en esta vida y quiero, en esta barca lo atesoro.
Más no puedo marearme con el viaje, si tú a mi lado estás cada vez que me incorporo.
Y si el horizonte que nos acompaña, sigue brillando con un firmamento tan estelar,
cualquier dibujo que nos imaginemos en él, para nuestro futuro habrá de quedar.
Te quiero mucho mi amor, en el más alto porcentaje...
Tanto que no puedo evitar mandarte este mensaje.
Por favor, nunca dejes de sorprenderme tanto como a diario lo haces,
porque nunca sabes cuando necesitaré de tus sonrisas como brebajes."

El silencio se hace en la barca, y la noche espléndidamente silenciosa se desata...
Asi que ya va siendo hora de volver a la comarca... ¡¡corre, corre, bulliciosa e insensata!!


El Autobús

https://c1.staticflickr.com/3/2897/33997029771_f35a370072_z.jpg

Todos los días me siento en este autobús. Todos los días me acompaña mi libreta de ideas y apuntes. Y aunque muchas veces no suelo sacarla de la riñonera, hay días que tengo esa necesidad. Y es con ella que me imagino la vida de todos y cada uno de los pasajeros que se suben al mismo vehículo en el que yo me dirijo a trabajar.
Está la chica que se sube en la zona más alta de Bilbao, y desciende con el autobús hasta los edificios nuevos de la zona de San Mamés. Siempre me he preguntado hacia donde se dirigirá.
Está el anciano silencioso que se monta siempre en la última parada del bus donde yo espero los 5-10 minutos de rigor a que inicie de nuevo su viaje, y el cúal tiene una mirada triste.
Está la joven madre que va con sus dos hijos al colegio. Y que cada dos por tres tiene que imponer orden a sus vástagos porque son un poco alborotadores.
Y luego está la joven pareja acaramelada. Que sin llegar a ser incómodos de ver, me provocan la mayor de las curiosidades porque son los que más luz y color arrojan a este vehículo de miradas grises y corazones apagados en la rutina.
¿Van juntos a trabajar?
¿Donde y como se conocieron? 
¿Cuanto tiempo llevan juntos?
¿Qué es lo que se han dicho que se han hecho reír?
¿Que le dice él a ella cuando la abraza?
¿O cuando acerca su rostro al suyo, le sujeta la mejilla suavemente con la mano y cierra los ojos?

Me muero por conocer su historia de verdad. Y sin embargo solo puedo más que imaginarla a través de mis dedos, y plasmarla ficticiamente aquí en mi libreta.

Mañana será otro día, intentaré acercarme un poco más moviéndome de asiento. Necesito sentir aunque sea un atisbo mínimo de esa felicidad que irradian esos dos. Hoy mientras tanto, seguiré imaginando la vida que tienen todos y cada uno de los pasajeros que me acompañan en este viaje diario.


El túnel

https://c1.staticflickr.com/3/2912/34086930046_900abf1758_o.jpg

El recorrido es largo... Es solitario... Deprimente y desafiante por doquier.
Si no tengo cuidado puedo llegar a perderme para siempre. Así que tengo que andarme con ojo, que no cojo. Y por encima de todo, he de ser fuerte pase lo que pase y el tiempo que pase.

Pero este túnel no tiene fin. Y cada día que pasa tengo menos energía para afrontarlo en solitario. Y cuando aparece alguien que podría compartir mi camino en pos de alcanzar aquella lejana luz, y llegar juntos a la superficie, descubro tras un tiempo que solo le interesaba aprovechar las cosas buenas que porto conmigo.
Así que cuando quiero darme cuenta, estoy de nuevo solo en esta oscuridad. Gastando luces químicas por doquier parte del camino, y racionando mis cada vez más agotados suministros.

Tengo sueño...
No quiero levantarme de nuevo...
La luz escapa de mi, no consigo alcanzarla y esto parece el Tormento de Tántalo.
¡Que alguien me ayude! ¡Por favor! ¡Ayuda!

Sigue pasando el tiempo, y cada día recorro menos camino. Cada día me cuesta más cargar con los cada vez menos suministros que porto conmigo. Y la luz sigue estando allí al fondo.
¡¡HIJA DE P*T*!!

Estoy empezando a perder la cordura...
Estoy empezando a perderme como ser único que transita este aciago recorrido.
Y estoy empezando a convertirme en un igual a todas esas personas cínicas que justifican sus buenos o sus malos actos con frases chorras de las pintadas en las intersecciones personales de esta oscuridad.

Estoy perdiendo toda esperanza ya. Perdiendo cada día un poquito más de mi propio ser. Perdiendo las ideas, motivaciones y convicciones personales que me hacen ser la persona que soy. Y todo ello porque transito como ser independiente, un oscuro túnel apagado por los miedos, indiferencias, arrogancias e inseguridades de las demás personas que lejos de valorar a alguien distinto a ellos, lo rechazan por temor a...

No quiero convertirme en alguien como esa gente... Debo soportar este tormento y alcanzar la luz tal como soy...

Y sin embargo, cuando ya se me ha desvanecido toda esperanza. Una inesperada compañía aparece para; de corazón; compartir el camino junto a mi. Alcanzar la luz juntos, y ¿quien sabe? Quizás forjar una vida más allá de las oscuridades de los demás...


El suelo mecánico (El túnel II)

https://c1.staticflickr.com/3/2914/33997051541_bc3d11832d_o.jpg

Hasta que ella llegó al túnel, sentía que había perdido el rumbo...
Hasta que ella llegó al túnel, no sentí renovada mi energía para tenerla tal y como la había conservado hasta mi entrada en esta oscuridad.

Ahora mismo ella camina a mi lado. Se preocupa por mi. Me preocupo por ella. Mucha gente que oscurece este túnel dicen convencidos de sí mismos que: "Estas sensaciones en las compañías para compartir un recorrido concreto duran químicamente 3 meses."
Y sin embargo, llevaré cerca de dos años recorriendo este túnel día a día con ella, y cada día que pasa, esa supuesta "química" es más intensa que el día anterior.

Lo tengo claro...
No es como luchar contra la oscuridad, sino como iluminarla de la mejor manera posible en la mejor compañía posible. Y yo creo que ya he encontrado a mi compañera de viaje. Ilumina la estancia de una manera que no es normal, y me da la energía suficiente que necesito para tirar y avanzar incluso por los dos en determiados momentos.

¿Sabéis esa sensación de un espeleológo que se queda atrapado en una cueva, no tiene ninguna luz y de pronto, cuando menos lo espera se encuentra unas escaleras mecánicas y un suelo mecánico que lo lleva a la salida de la cueva?
Ni tú ni nadie sabe qué sensación es esa, pero de seguro que llegó "cuando menos lo esperaba" y llegó para quedarse.

Ahora solo queda alcanzar la luz, que cada vez está más cerca, y es genial ir hacia ella entre carcajadas y sensaciones de cariño correspondido con mi compañía. Más aún, sabiendo que me ha salvado de morir apagado aquí perdiendo mi total identidad y que compartimos juntos el camino.

¡Ahí os quedáis! ¡Turbios! ¡Que sois unos turbios! ¡Nosotros nos piramos de esta cueva a forjar nuestra propia historia!


El metro

https://c1.staticflickr.com/3/2907/33284816104_f521bfe9a9_o.jpg

El muchacho miraba por las ventanas del vagón impaciente porque este emergiera a la superficie. Ya que cada vez que aquello sucedía, y los rayos del sol iluminaban su rostro, una sensación de plenitud recorrían cada vena, cada rincón de su cuerpo y cada vello de su piel.
Tras un tiempo, volvería a verla. Y el viaje en el metro se le hacía particularmente largo. Era una ley "Directamente Proporcional". Cuantas más ganas tuviera de abrazarla, más largo se le hacía el recorrido.

Inclusive si el vehículo aún transitaba bajo tierra, el joven evadía su mente hacia parajes más verdes y alejados del mundanal ruido de la ciudad, simplemente cerrando los ojos y respirando profundamente. Y en todas y cada una de esas fantasías, se imaginaba al lado de su amada. Tumbados en un prado, disfrutando del cielo azul, el arrullo de la hierba, y el sonido del río en la lejanía. Sin tecnología en ese momento, sin dispositivos móviles cerca que incordiaran ese momento de relax. Momentos en los que una buena lumbre, y una buena cena al cobijo de la misma, fueran el verdadero significado de la felicidad en pareja. Un anochecer, un amanecer, un atardecer bañándose en las frescas aguas del río, sinónimos de que todo en la vida está donde debe estar y nada más importa.

Todo podía ser y será perfecto algún día. Mientras tanto el joven transitaba bajo tierra en un vehículo de varios vagones, y cuando abrió los ojos y volvío a la realidad, las mismas caras le acompañaban en el viaje.
¡¡Que largo se estaba haciendo el viaje!!


Las vías

https://c1.staticflickr.com/3/2877/34127409825_d0227022f7_o.jpg

Microrrelato a publicar el 28 de Abril.


El tren

https://c1.staticflickr.com/3/2933/34127422385_d909cf363d_o.jpg

Microrrelato a publicar el 29 de Abril.


El tranvía

https://c1.staticflickr.com/3/2825/33997022341_f5568498f5_o.jpg

Microrrelato a publicar el 30 de Abril.



CONTINUAR leyendo el post...

lunes, 10 de abril de 2017

La pasión por la fotografía no viene determinada por la cámara que tengas...

Si algo me ha enseñado el día a día, es que has de sacar lo mejor de ti mismo en todas las pasiones que te rodeen. Y si alguna de ellas son consideradas artísticas nunca está de más compartirlas con los demás, pero abierto a escuchar y valorar opiniones que difieran sobre las tuyas propias...

Quería hacer esta entrada para hablar sobre FOTOGRAFÍA. Más aún como está siendo mi experiencia como novatillo, y qué pensamientos son los que me han abordado al disponer de un tipo de cámara concreta a otro tipo de cámara concreta a lo largo de mi vida.
Sobretodo mencionar que muchas personas piensan que la FOTOGRAFIA y el hacer BUENAS FOTOS van de la manita de la "pedazo de cámara" que tengas. Y esto es algo más falso que la existencia de un rollo de papel higiénico de la marca de un perrito en la baja Edad Media.

Así que espero que esta entrada valga para exponer mi más humilde opinión personal acerca del tema por las diferentes cámaras por las que he pasado. Y animar a todas esas personas que se preguntan sobre qué tipo de cámaras han de adquirir para empezar a meterse en el mundillo de la fotografía. Así que allá voy:

https://c2.staticflickr.com/4/3933/33810693291_f744647222_o.jpg
Cuando no dispones de un/a model@ para tus fotos, no está de más ser creativo buscando sustitut@s. ¿NO?
Siempre me ha gustado la fotografía. Cuando era pequeño, a mi madre creo que le agoté más de un carrete sacando fotos a objetos que teníamos por casa, con la consecuente bronca por ello y porque "los carretes costaban un dinero". 
Pasado el tiempo, pasaron los años, y un día viendo el programa SUPERBAT en la ETB 1, había un concurso presentado por Trikiflash (que no Kizkur) que consistía en "ADIVINAR EL OBJETO SEMANAL" mediante una serie de pistas que daban cada día. Yo fuí rápido, la primera pista que nos dieron un Lunes fue algo acerca de "un melón" y en las baldas que tenía Trikiflash a su alrededor con cientos de objetos distintos, vi un balón de Rugby. Así que ni corto ni perezoso, rellené una carta con la respuesta, y la enviamos al CORREO POSTAL al día siguiente por la mañana.

Por ser de los primeros en acertar el OBJETO SEMANAL; via correo ordinario; me tocó un premio sorpresa que consistía en una cámara KODAK STAR 1075Z. Cuando llegó la carta para recoger el paquete en Correos, y lo abrí, aluciné... Estaba acostumbrado a la vieja cámara de fotos de mi madre, o a las desechables que de vez en cuando compraba, y cuando vi aquella cámara con ZOOM y todo no pude más que entusiasmarme, ya que nunca había visto algo parecido. En aquella época aún la gente usaba una ruleta para hacer correr el carrete y sacar fotos. ¡¡Y esta cámara era automática!! ¡Que recuerdos!

Yo no sabía de fotografía. Es más, nunca he sabido de fotografía, sin embargo me encantaba hacer fotos, y me encantaban la mayoría de las fotos que hacía con aquella cámara. Sin embargo, el tema del gasto monetario en carretes y que yo era pequeño, no me permitían hacer todas las fotos que realmente deseaba. Así que tenía que filtrarme...

https://c2.staticflickr.com/4/3935/33097389084_4fe7991bca_o.jpg
Llevaba muchos años obsesionado por obtener esta fotografía en la "Hora Azul" antes del anochecer... (NIKON D5200)
Pasó el tiempo y crecí con aquella cámara que me acompañó a todas las excursiones escolares y viajes familiares que hicieramos. Y guardo una buena colección de buenas fotografías en los álbumes familiares. Me encantaba aquella cámara. Y me encanta, porque aún la conservo INTACTA a pesar del grandísimo uso que le he dado con los años. De hecho todavía conservo su caja original, y esta semana me dió por sacarla, ponerle pila, y sigue funcionando como el primer día.

En fin, me gustaban mucho las fotos que sacaba. Y aunque no buscaba opiniones ajenas, disfrutaba muchísimo cuando compis de clase o algún familiar me comentaba que les gustaba mucho como había sacado "esta u otra foto".
De hecho, me encantaba liarme encuadrando bien las fotos, ya fueran sacando personas, paisajes u objetos, me encantaba encuadrar la escena del mejor modo posible para que transmitieran algo más que un recuerdo.
No sé... Por ejemplo si sacaba una foto a una catedral, me echaba lo suficientemente atrás para sacarla entera, y tener además opción de añadirle algún elemento del entorno que la acompañara: algún árbol, alguna nube y parte del cielo, etc. Incluso no tenía miedo de tirarme al suelo para fotografiar algo fuera de mi alcance de pie. Así conseguía buenas fotos.

Fotografías que al revelar podía sentirme orgulloso o ser muy crítico conmigo mismo descubriendo que igual estaba desenfocada, o mal encuadrada en el último segundo... ¿Quien sabe?

La cuestión es que ya tenía algo de facilidad de sacar las imágenes que tenía en mi mente, y solo se me destrozaban las córneas cuando algún familiar me pedía la cámara y sacaba una foto a alguien cortándoles los pies y dejando mucho "cielo" o espacio libre por encima del sujeto a fotografiar. ¡Que mal llevaba eso!
Incluso a día de hoy, aún hay gente que con miles y miles de fotos a sus espaldas con móviles y cámaras digitales, aún cortan cabezas, hombros, pies con unos encuadres horribilisísimos.

https://c1.staticflickr.com/3/2898/33097393034_c18d02876d_o.jpg
Si como NOVATO tienes tiempo de trastear las opciones en MANUAL de tu réflex es una gozada... (NIKON D5200)
Años después empezaron a llegar las cámaras digitales y compactas... Y con la consecuente bajada de precios en tiempo estas empezaron a llegar a un público cada vez mayor, y facilitando la opción de fotografiar y borrar las fotos que no te gustaban sin tener que gastar dinero en carretes ni en revelados. Aquí empezó a instaurarse la era de lo digital. Y a pesar de que aún existía un abismo entre la calidad de la óptica y el precio de una cámara digital compacta y la de una cámara profesional, ya teníamos el don de poder practicar fotos, y fotos, y fotos sin tener que dejarnos un pastizal en carretes que incluso con el tiempo se iban a acabar estropando.

Y aquí ya empecé a escuchar a las primeras personas medírsela con los demás a ver quien tenía la mejor cámara, quienes los mayores megapíxeles... Y todos esos gilip***as que se piensan que por tener una cámara más cara y de mayor calidad son mejores que tú en el ámbito artístico.

No os agobiéis gente... Siempre va a haber idiotas así en nuestra vida. Y es aquí, en la era digital más pura, cuando os digo que "Si os gusta la fotografía, y quereis aprender de ello no os preocupeis de entrada por el tipo de cámara que necesitéis. Tan solo SACAD, SACAD, SACAD FOTOS. Y mejorad vuestro arte..."

Si os gusta la fotografía aunque no tengáis ni idea de la parte técnica, no os lieis la manta a la cabeza, enserio... Buscad cualquier dispositivo que saque fotos y empezad a sacar fotos como si no hubiera un mañana desarrollando vuestro gusto, mejorando la forma de fotografiar, encuadrar, usar o no usar el zoom, etc, etc, etc...

En la incipiente ERA DIGITAL, la primera cámara que cayó en mis manos (bueno, fue en las manos de mi hermana, aunque alguna vez me la prestaba) fue una cámara compacta OLYMPUS STYLUS 300. Aluciné por la calidad y el tamaño de las fotos. Si usaba la opción MACRO podía ver hasta los poros y los pelillos de la piel en las fotos de las personas que retrataba. 

Aunque desgraciadamente, esta cámara no era mía, por lo que jamás pude darle todo el provecho que hubiese querido.

https://c1.staticflickr.com/3/2929/33899939496_8540091333_o.jpg
Y ya no solo es obtener el color que quieres, si no la exposición que quieres sin que quede artificial... (NIKON D5200)
Así que, pasaron otro buen puñado de años en sequía, hasta que un día decidí lanzarme al mundo de la grabación de vídeo deportivo y de acción con las incipientes cámaras GOPRO HERO. Y comencé mi andadura con una HERO 3 White Edition, aprovechando que siempre he disfrutado mucho de andar en bici, hacer senderismo y bucear en los ríos de Las Merindades de Burgos. Así que con mucho material acumalado, y dejando volar mi imaginación para dar uso a mis conocimientos sobre Premiere y Photoshop, empecé a desarrollar los OUTDOOR ROUTEPLAYS de este blog.

Pero aunque esta cámara, era genial para vídeos de acción y la creación de TIMELAPSES, no me permitían fotografiar las cosas que yo quería como yo quería. Jugueteando con las opciones de color, macro, paisaje, etc...

Así que tuve que tirar durante un tiempo de otra cámara compacta OLYMPUS (una FE-20) bastante más moderna que la primera cámara que tuvo mi hermana. Con la que al seguir sacando fotografías sin parar aprendí a controlar y toquetear las opciones de color que más tarde aprendí que se llamaría sensibilidad ISO del sensor ante la luz que lleva nuestra cámara. Algo que mejoraba enormemente la calidad de los colores que obtenía en mis fotos, pero que cuanto más alto ponía ese númerito (y eso que solo me dejaba variar unos 4-6 números) más granulada salía la fotografía.

Para hacer fotografías nocturnas con esta cámara compacta, el tema de la ISO me parecía increíble. Ya que con un trípode y sacando fotos variando la ISO podía obtener fotos más claras o menos en función del número escogido.

https://c2.staticflickr.com/4/3948/33783552752_2a6510de9a_o.jpg
Esta foto está sacada con una cámara compacta OLYMPUS FE-20. Y me parece una buena foto con una cámara sencilla, ¿no?
Y aquí, en este punto fue el BOOM de mi interés por saber más cosas técnicas acerca de la ISO y descubrí que hay 3 partes fundamentales (Obturador, Diafragma, ISO) que aprender a controlar en cuanto a fotografía se refiere y más aún llegado el punto en el que empecé a interesarme en adquirir una cámara REFLEX para empezar a trastear con ella. Y por designios inesperados laborales, acabé consiguiendo una NIKON D5200 para comenzar a aprender la verdadera parte técnica a disfrutar del amplio mundo que nos presenta la fotografía.

Y aunque llevo unos poquitos meses liado con ella, tengo que reconocer que estoy enamorado, no de las fotos que puedo sacar (ya que las ideas estándar puedo relativamente sacarlas con cámara sencillas), sino de las POSIBILIDADES que me brinda una cámara de estas, cuando ya he recorrido un camino previo de experiencia con cámaras más sencillas.

Es por ello, que tras mis primeros pasitos os confirmo que da igual la cámara que tengamos cuando somos NOVATOS o AFICIONADOS SIN EXPERIENCIA. Lo ideal es comenzar a interesarnos por la FOTOGRAFIA, haciendo FOTOGRAFÍAS. No deberíamos agobiarnos por el tipo de cámara que tengamos, ya que si nos gusta la fotografía y lo que conseguimos fotografiar, la EXPeriencia y el tiempo nos dirá poco a poco qué es lo que vamos a ir necesitando en cuestión de equipamiento.

Y sobretodo siempre, siempre, siempre, escuchad y aprended de gente que ya esté metida en el mundillo, ya sean aficionados o profesionales Ya que os vendrá de miedo cualquier aportación, idea o tutorización que podáis haceros.

Pasad de los canutos que os critiquen o se atrevan a juzgaros por la cámara o el dispositivo que lleveis cuando ellos llevan el PORSCHE en sus manos. Si os sirve de consuelo, esta gente no aprende por pasión, aprenden porque no se sienten nadie. Y de estos elementos nos hemos encontrado muchos en nuestras vidas, ¿a que sí?

https://c1.staticflickr.com/3/2883/33783554162_c36d13bae7_o.jpg
Esta también es foto de la misma cámara compacta OLYMPUS FE-20, sacada en 2015. ¡Y me encanta! ¡Nunca os limiteis!
2 apuntes breves finales que quiero haceros...

UNO, es que os intereseis por las fotos y los trabajos fotográficos de los demás. Es decir, adquirir poco a poco vuestra propia cultura visual. Ya que, viendo fotos de otras personas aprenderéis a determinar QUÉ es lo que OS GUSTA y QUÉ NO. Y así poco a poco, acabareis adquiriendo vuestro propio arte. Vuestra propia personalidad en el mundillo.

DOS, no tengáis miedo al QUÉ dirán. Ahora estoy hablando de fotografía, pero esto siempre lo aplico al día a día y a todos los ámbitos. Si sois personas que os anuláis cuando recibís una crítica negativa al respecto de un trabajo vuestro, nunca avanzaréis hasta el punto que os hará definiros. Mi recomendación personal es que hagáis lo que hagais, sea para satisfaceros vosotros mismos. Si luego queréis preguntar opiniones de terceros, adelante, compartid vuestro trabajo. Pero siempre con la mente abierta de que a pesar de que os lleguen comentarios negativos o porque os digan que NO les gusta, no tiene porque ser definitorio de la calidad de vuestro trabajo.
Si a la gente le parece ASÍ y ASÓ, tomadlo como algo constructivo en lo que MEJORAR o NO. Siempre tenemos algo que aprender. Y las críticas si las tomamos de modo positivo, nos vendrán al pelo.
Resumiendo, nos os liéis la manta a la cabeza haciendo vuestros trabajos para los demás. Primero hacedlo para vosotros para adquirir una seguridad. Y después ya podréis lidiar con trabajos enfocados a otros, pero siempre abiertos a que no sean lo que ellos esperaban, y adaptaros así. Poco a poco dentro de vuestra especialidad, y haciendo cada vez mayores salidas de vuestra zona de confort...

http://farm3.staticflickr.com/2855/11378636514_4bb4128c05_o.jpg
Esta foto es de 2006. De la misma cámara OLYMPUS FE-20 que las 2 anteriores. A pesar de su sencillez me encanta lo que transmite.



CONTINUAR leyendo el post...