martes, 30 de agosto de 2016

La niña que perdió su nombre (Feat. Arixa)

Un cuento personalizado para nuestros niños de la mano de la web LOST MY NAME, y más aún si cuentan una historia donde ellos son los protagonistas...

Ciertamente ya tenía ganas de que Arixa y yo nos pusiéramos manos a la obra con un trabajo de esta índole. Y aunque estoy más que satisfecho con el resultado, espero que pronto volvamos a repetir otro similar. Considero que hay mucho potencial aquí, y que deberíamos explotar más...


Espero que el cuento guste a toda persona que lo visualice...

Dedicado especialmente a Noa. Y ampliando la dedicación a todas las niñas llamadas igual que acaben viviendo aventuras a lo largo de su vida.

Como bien se dice en el cuento, "Nunca digáis nunca más". Ya que nunca sabremos qué nos deparará el día a día en nuestras vidas. Solo tenemos que ser soñadores y no dejar escapar ninguna oportunidad de ser felices haciendo realidad nuestros sueños y deseos.



CONTINUAR leyendo el post...

Gene Wilder - Y siguen cayendo. La edad no perdona, y el tiempo tampoco.

Empezamos bien el nuevo curso...

Tras un par de años más que fatídicos por la caída de grandes mitos que admirábamos muchos, llega otro grande al cúal le tenía un gran respeto como cómico y actor. Gene Wilder. Reconozco que quizás no era tanta admiración como le tenía a Robin Williams o a Constantino Romero, pero le anda muy de cerca. Este hombre se ganó mi corazón con la genial película; junto al también desaparecido Richard Pryor; NO ME CHILLES QUE NO TE VEO (See no evil, hear no evil). Y luego terminó de ganárselo con la genial película de Mel Broks EL JOVENCITO FRANKENSTEIN.
Y desde luego... Para mi este siempre será el mejor Willy Wonka. Esa versión de Deep, a pesar de ser más profunda no me atrajo en demasía.


El grandísimo Gene Wilder falleció a principios de mes tras una larga enfermedad, aunque la familia dió el comunicado ayer día 29.

La verdad es que siempre nos quedarán los trabajos de todos estos artistas que se nos van, pero no podemos evitar sentir que se nos va un pedacito de nuestra infancia cuando sucede. Y es que todos, en mayor o menor medida nos han hecho reír o emocionarnos. Y eso es un don.

Descansa en paz Gene W.



CONTINUAR leyendo el post...