sábado, 2 de noviembre de 2019

Creando VillaMerindias - Capítulo I


Hace cientos de años, estas tierras fueron baldías porque no residía el ser humano en las inmediaciones, ni existían los animales que pudieran aprovecharlas...

Tan solo el agua proveniente de la montaña las atravesaba, y hacía que fuera un lugar idóneo para asentarse. Por lo que los Primeros Creados de las tierras imperecederas desdencieron junto a los Primeros Nacidos para enseñarles a vivir de sus manos...
 

Los primeros edificios, modelados con mallas de arcilla y madera fueron acabados. Los residentes podían empezar a crear sus propias vidas, sus propias familias, sus propios dones y maldiones.

Y fue entonces cuando los Primeros Creados regresaron a sus tierras para dejar que la hegemonía de los Primeros Nacidos (o Ser Humano como se hacían llamar) fuera la que gobernara estas tierras...
 

Los años pasaron y los Primeros Nacidos continuaros edificando. Construían puentes para unir áreas y distintas familias entre si...
 

Construyeron caminos para hacer de los paseos en la villa algo digno de recordar al pasar por sus calles, y poder visitar a sus familiares y amigos en las cercanías...


Aunque durante décadas fueron felices y vivieron en paz, la armonía se acabó quebrando una vez el ser humano dominó el fuego. Herramienta muy valiosa y peligrosa en sus vidas.

Los Primeros Nacidos vieron su hora de la muerte en la Villa y sus descendientes les lloraron en un pequeño cementerio que construyeron al Noroeste de la misma...
 

A pesar de que tenían todo lo necesario para vivir, aún no eran felices. Sentían que los materiales que trabajaban debían provenir de algún lugar. Que las herramientas que poseían debían tener un origen.

Y a pesar de que la Villa fue creciendo en espectacularidad y en población, sentían que les faltaba ese conocimiento, ese Algo que no podían describir con palabras...
 

Y fue entonces cuando un rayo quebró el cielo. Y el estruendoso sonido de una Cámara Réflex provocó que se creara todo un mundo natural alrededor de la Villa de los descendientes de los Primeros Nacidos.

Todo iba por buen camino. Y fue entonces cuando la vegetación y los árboles crecieron alrededor del poblado aumentando la calided de VillaMerindias. (El nombre que los Primeros Nacidos quisieron darle al lugar, y que sus descendientes respetaron hasta el día hoy.)

Sin embargo, esta es otra historia...
Si quieren saber como continúa, esten atentos a las próximas publicaciones en este pequeño rinconcito...

La historia de VillaMerindias, CONTINUARÁ...



COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: