miércoles, 12 de noviembre de 2008

Pequeñas obsesiones...

Mira que he visto meses y meses de cine. Del bueno, del muy bueno, del malo, del peor...


Y sin embargo, de cada escena, cada sentimiento, cada frase y melodía en los metros y metros de cinta del celuloide, tengo 2 obsesiones. Y estas se llaman:



  1. Click.

  2. Olvídate de mí.

Si me preguntan, tengo muchas pelis como favoritas, y de todas ellas una que engloba a mi actor favorito, mi director favorito y es la precursora del "Anillo de los Dioses" que tantos años ha estado en antena.


No obstante, y obviando por esta vez mi adorada Stargate de Roland Emmerich, estas 2 películas que he listado tienen... No sé, lo tienen todo para mí, siempre desde mi más sincera opinión.


3202668806_aafb244b0a_t


Con esta película no recordaba haberme reído tanto en algunas de sus escenas, y en otras cambiar al otro extremo tan radicalmente. Es una muy gran película, que lejos de ser la que más recuerden algunos, para mí es uno de los mejores trabajos con moraleja de Sandler.


Especial mención a la escena del despacho con el hijo, el padre y el nieto. De pocas películas actuales puedo decir que una escena fuera repetida tantas veces por un servidor. Y paso de detallar en que situación la ví, y como la ví, ya que...


Eso no le importa a nadie!!!


ARRRR!!! Si es que, aunque a veces con gusto exterminaría la raza humana, otras veces uno guarda su corazoncito joé...


3220526935_3ae667bd4c_t


Con esta última, me sorprendió la facilidad con el que Carrey se metía en un papel dramático lejos de sus habituales (y por mi parte añoradas hasta la futura peli YES MAN!!) muecas.


Lo sé, hizo otro papelón en el SHOW DE TRUMAN. Sin embargo aquí, había algunos momentos en los que se le permitió ser el mimo habitual.


En Olvídate de mí, ya podeis olvidaros de muecas y gestos exagerados. Ya que el papel que ambos protagonistas realizan (Carrey y Winslet de Titanic) será suficiente para darle chicha a la película.


Hay momentos en los que piensas. "¿Que paranoia es esta?" Sin embargo, y a razón de concienciarte en terminarte la peli, terminas con una obra vista que de seguro no te dejará indiferente.


Varias han sido las veces que he intentado ver esta película con alguien; a quienes juntos; veía similitudes con la pareja protagonista del film. Un muchacho tímido y poco decidido, y la chica protagonista, extrovertida y muy lanzada.


Especial mención a la escena del hielo donde "uno podría morir ahora mismo". Ya que por gracia o desgracia yo ya he podido disfrutar de un momento así. Donde nada es malo, y todo está calmado... Donde no existe la noción del tiempo (aunque momentos después vuelva de nuevo), y donde el deseo de quedarte ahí riñe con el deber de incorporarte.


Puede que no te guste Jim Carrey, o que no le soportes, pero por esta peli, yo haría de tripas corazón para verla al menos una vez...


COMPARTIR/SHARE esta entrada en Redes Sociales: Compartir

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: