Mostrando entradas con la etiqueta Trailer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Trailer. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de noviembre de 2016

Teaser de CARS 3 - Solo pido que sea tan buena como la primera

Una película a la que no le dí mucho crédito allá cuando salió en el 2006 fue CARS de Pixar-Disney. No me llamaba la atención una peli de animación basada en carreras y coches que compiten. Sin embargo, ¡ay dolor!, campos de soledad, mustios collados, esta película me sorprendió muy gratamente cuando la vi...
Tanto así que me emocioné, y la disfruté como un niño. Esa melancolía que desprendía el pueblecito de Radiador Springs, y esa soledad obligada a la que se enfrentaban sus ciudadanos...

La verdad es que la trama de CARS me sorprendió muy gratamente más allá de las carreras. Los personajes en sí, estaban muy bien desarrollados y la historia que guardaban los más veteranos como punto dramático a la trama la hacían una película cojonuda.

Lo mismo me pasó con COMO ENTRENAR A TU DRAGÓN. No le daba mucho crédito porque pensé que sería una especie de peli tipo POKEMON, y no me llamaba en absoluto la atención. Y al final, ironías de la vida, ambas películas se convirtieron HOY POR HOY en mis 2 películas de animación favoritas. Ambas me emocionan, me hacen reír, y las disfruto hasta un punto que no puedo evitar sentirme un auténtico moñas, repitiéndolas hasta la saciedad.

La segunda parte de CARS, es decir, CARS 2, no me gustó tanto como la primera. Digamos que para mi gusto no estuvo a la altura de la estela que dejó la 1. La disfruté, pero las cosas como son, ni de lejos fue como la 1.
Sin embargo COMO ENTRENAR A TU DRAGON 2, me encantó. Y aunque sucede algo en la película que no quise asumir cuando la vi por primera vez, tengo que reconocer que la hace estar a la altura de la primera, la hace más grande, más adulta y mejor. Recuerdo que mi mejor amigo Crowie y su mujer no habían visto aún la primera, y les recomendé encarecidamente que la vieran. Y cuando lo hicieron, huelga decir que les encantó, sobretodo porque muchas características de Desdentao en la película les recordaba al movimiento natural de sus gatos en casa. Así que me alegré mucho que les gustase.

En fin...
Ahora llega el turno de CARS 3...
Acaban de sacar el primer TEASER de la película...

Y tengo que reconocer que habiendo visto la 1, este TEASER en el que apenas vemos nada, me llena de esperanzas de que veamos un grandiosisimo metraje que se asemeje un poco a la primera película en cuanto a calidad dramatico-argumental. Ya que la segunda, en serio... Le faltó mucho de todo...


No hay nada más que esto, y ya tengo ganas de verla!!!



CONTINUAR leyendo el post...

jueves, 26 de mayo de 2016

¿No echamos de menos esos "verdaderos trailers"?

En una época donde se hacen tráileres de un tráiler...
En una época donde se muestran un buen puñado de clips de las películas a estrenar...
En una época donde se hacen Teasers de 1 minuto antes de sacar el tráiler oficial de 2 a 4 minutos...
E incluso se gestionan mal las escenas y se llegan a mostrar demasiado de una filmación destripando lo que esperábamos descubrir en la misma sala de cine...

En una época como esta, los más veteranos (que no viejos) del lugar aún recordamos los tráileres que hacían grandes a una producción cuando éramos niños.

Un claro ejemplo fue con la genuina ALIEN de Ridley Scott:


2 minutos de magistral tráiler donde vemos pero no vemos nada. Donde nos genera lo que un tráiler tiene que generar... Curiosidad, interés y ganas de descubrir lo que pasa en la película para atraernos a una sala de cine.

Si bien es cierto que los tiempos cambian, que los ABUSIVOS precios de las entradas de cine provocan que la gente vaya menos a las salas. Y que la pirateria (quien más o quien menos) sigue y seguirá estando muy vigente, los tráileres tienen que evolucionar. Ser más agresivos. Mostrar más de las películas. Hacer destripes voluntarios de los ases guardados en las mangas con la esperanza de que la persona que los vea se enganche más si cabe a la película. Y no se dan cuenta que esto a veces es contraproducente. Porque cuanto más ves de algo, te arriesgas a que no vayan a las salas a gastar su dinero porque ya intuyen si les va a gustar o no.

Me encantaría decir que tengo la varita mágica que mejoraría/solucionaría la situación de esto, pero la grandísima putada de esta realidad es que hay tantos pensamientos y opiniones como gustos tenemos todos. Y sabemos que los gustos son como nuestros culos; todos tenemos el nuestro. Lo único en lo que se coincide es que tanto unos como otros al final contribuyen a la típica situación de "la pescadilla que se muerde la cola". Por ejemplo:
 Cuando aludimos a los precios "SOLOPARARICOS" de las entradas de cine, las productoras siempre responden defendiendo los precios con la frase: "Si no hubiese tanta piratería, no tendríamos que subir los precios tanto."
(Claro, es mejor que los justos paguen ese dinero de más por las entradas para asegurarnos que no tenéis pérdidas por la piratería, ¿eh cabrones?)

Esto especialmente me hace gracia, porque quien quiera piratear, por muy aficionado que sea pirateará. Pero si a un cinéfilo le pones precios asequibles para cualquier día; más allá de las ofertas especiales que se suelen hacer; estate seguro que esa persona acudirá a la sala a ver su película a pantalla grande.

Aunque no es incluyente por ser otro ámbito, pongo el ejemplo de los VIDEOJUEGOS y STEAM.
Desde que tengo STEAM, no he acudido a las versiones "FREE FOR PIRATES" de los juegos que iban saliendo. Con los descuentazos de STEAM y el abanico de juegos que hay, no me ha hecho falta tirar de esas versiones. Inclusive, juegos míticos que tenía en "FFP" (Free For Pirates), los he acabado comprando con descuentazos en Steam para no tener que andar tirando de mis viejos discos.

Yo no soy rico. Pero huelga decir que a poquitos Steam se ha forjado una gran cartera con todo lo que consumo en la plataforma. Si en el cine sucediera similar, no esperaría a las grandes producciones que ansío para visitar las salas. Iría al cine incluso con esas producciones menores o más modestas y pagaría religiosamente mi entrada. Pero con precios de 9 y hasta 15 euros por entrada, dime tú quien es el sujeto de "clase media" que puede pagarse el lujo de ir todas las veces que quisiera. Al final la mayoría hacemos lo de siempre. Ir al cine a ver una superproducción que ansiemos, llena de efectos especiales para amortizar el precio de la entrada, y dejar otras películas más modestas a la espera de que salgan en DVD. En fin...

Una vez dado mi punto de vista sobre el tema de los precios y la situación económica de la entradas de cine, vuelvo a justificar mi punto de vista sobre los tráileres.

Hoy día en los tráileres se busca mostrar. Enganchar mostrando.
Mostrar los efectos, mostrar los villanos, destripar incluso algún segundo de las escenas más impactantes de la filmación para conseguir que la chavalería acuda a las salas en una barca flotando sobre un río formado por sus propias babas. Y si bien es cierto que relativamente lo consiguen en un porcentaje, si tuviésemos que hacer números, veríamos sin ningún problema que un 35% de las personas que dicen "no pagarán el dineral de la entrada" para ver tal película en el cine, ha sido porque han visto el tráiler y no les ha gustado lo que han visto.

Con un tráiler menos expositorio, seguramente vayan a la sala y no les guste la película. Pero oye, han ido a la sala y han pagado su entrada.

También es cierto que con un tráiler clásico en el que veamos mucho menos que los actuales, nos arriesgamos a que las críticas negativas sean más demoledoras frente a la gente influenciable. Y creo que por aquí van los tiros...
Con un traíler donde se destripa más de media trama, es menos arriesgado que las terceras personas influyan sobre el resto. Ya que lo que vas a ver, ahí está destripado en el tráiler. Sabes a lo que vas...

La verdad es que este tema es muy debatible. Y me encanta compartir las distintas reflexiones y puntos de vista de diferentes personas. Siempre es enriquecedor.

Lo que no me negará nadie, es que hay tráileres y tráileres. Y de los modernos no podemos más que repudiar los que destripan el 100% de una película. Como pasó con la innombrable/infumable TERMINATOR GENESIS: (De la que ya hablé aquí)



No puedes mostrar en el puñetero tráiler lo que podía haber encumbrado la película. Ya que ese destripe convirtió lo que podía haber sido una genialidad en una mierda pinchada en un palo de Arale.

No lo sé...
No tengo la varita mágica, pero tengo la firme convicción de que las cosas se pueden mejorar. Solo hay que expulsar a las ratas que toman decisiones y poner a ratones comprometidos que realmente sientan pasión por el mundillo.



CONTINUAR leyendo el post...