viernes, 26 de julio de 2019

Las Merindades y como me tienen robado el corazón...


Tras un par de semanas de DESCONEXIÓN, en las que he aprovechado a reestructurar algunas partes de mi web JonatanFoto que voy a actualizar en lo próximos días, me toca despedirme de este paisaje que me tiene robado el corazón y regresar a Euskadi, donde tendré que volver a ponerme las pilas en la difusión y marketing de mi proyecto JonatanFoto como tal.

Aunque voy a intentar conjuntarlo con la impartición de clases particulares (Informática, Diseño, Fotografía y Desarrollo Multimedia) en la zona para poder sacar adelante muchos de los gastos que van a surgirme en los próximos meses con mi proyecto.

Aish, Las Merindades del norte de Burgos... O "Las Merindias" como me encanta a mi llamarlas.... De verdad que me tienen robado el corazón.

Llevaré poco más de 22 años en una de estas Merindades de la zona, y aunque mi corazón pertenezca a tierras Euskaldunes, en secreto a voces estoy enamorado de este lugar.

Ojalá se interesaran en todo mi potencial y me dieran la oportunidad de desarrollarme en el proyecto que propongo, para así poder desarrollar una vida conjunta con mi pareja y poder tener opción a movernos un poco por estos lares para desconectar más a menudo de lo que nos es posible a día de hoy.

Tanto a mi pareja como a mi nos encanta la vida tranquila del pueblo. Si bien es cierto que yo prefiero un pueblo desconectado, y ella prefiere una villa tranquila que tenga alguna superficie con alguna comodidad más, no implica que no disfrutemos del respiro y la desconexión de la gran ciudad con todas sus maldiciones inherentes añadidas al ruido existente de por si.

Estamos volviendo en Bus, no hago más que ver por la ventanilla como desaparecen y se alejan los montes rocosos típicos de Las Merindias, encogiéndome el corazón cada vez más a la escritura de estas líneas en mi teléfono...

Aishhhhhhh...

Ojalá pudieramos vivir en la zona...
Ojalá pueda desarrollarme como para poder tener una libertad que ahora no dispongo para movernos un poco más...

Solo sé, que estoy enamorado de la desconexión, la tranquilidad y el silencio. Y cada vez que tengo que partir de aquí, se me encoge el corazón sobremanera que no mucha gente es capaz de comprender...




COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: