jueves, 11 de abril de 2019

Uso del Flash con los Querubines del Campo Grande


No me suele gustar demasiado la luz dura del Sol cuando es acuciante en las horas más altas del mediodía/tarde. Ya que salvo que tengas un difusor a mano para suavizar su incidencia en el sujeto/objeto que fotografíes, te toca ser creativo con las opciones de tu cámara para sacarlo de una manera estable y compensada.

Y es que, la luz del Sol cuando está en lo más alto nos obliga a aprender a usarla como la luz de un Flash.

¿A cuántas personas (y muchas veces fotógrafos que se ganan la vida con ello) habéis escuchado decirles que "no usan el Flash salvo por obligación"?

Muchas de estas personas aborrecen el Flash. Y mi experiencia me ha enseñado que un porcentaje alto de estas personas es porque no saben usarlo, o porque hacerlo bien les cuesta algo que no quieren, pueden o no les apetece asumir. (Véase tiempo, dinero, esfuerzo en tener que estudiar como adaptar la luz mediante difusores, deflectores, etc)

Sabemos que la luz del Flash, sobretodo si es el que tenemos integrado en la cámara es una luz dura. Muy dura según la distancia a la que nos encontremos de lo que vamos a fotografiar.

Pero también sabemos que muchas cámaras tienen opción de regular su potencia. Y esto es muy útil, porque la idea de un Flash; aunque suene obvio; es conseguir iluminar al sujeto que fotografiamos para compensarlo con su entorno. Pero claro, sin tener en cuenta la iluminación ambiental, la distancia entre el sujeto y la cámara, entre otros factores, cuando la mayoría disparamos el flash conseguimos a personas sobreiluminadas por él, con entornos y fondos completamente oscuros consiguiendo fotografías en clave baja sin pretenderlo.

Es por eso que alguna vez veréis a fotógrafos usar un trozo de papel para difuminar la dureza del Flash en distancias muy cortas. Incluso habréis visto como algunos fotógrafos rebotan el flash sobre una superficie cercana para que la luz que llega al sujeto que fotografíamos sea mucho más natural.

Incluso alguna vez habréis visto a alguien utilizar el Flash en pleno día o incluso a pleno sol. Como ha sido el caso de la fotografía de los Querubines que os presento hoy.

Era un sol de justicia y la escultura estaba casi a plena sombra. Si disparamos tal cual sin Flash, lo de alrededor iluminado se comería la presencia del sujeto que fotografíamos en sombra. Así que claro, podemos disparar a pelo y luego ya trabajaremos el revelado del RAW más tarde en el ordenador.

Pero, ¿y si puedes ahorrarte mucho de este trabajo intentando compensar la luz y las sombras en el mismo momento del disparo usando el Flash?

Si algo aprendí con mi Proyecto 365, es que además de poder difuminar la luz del Sol del mediodía o la del propio Flash con una tela a modo de redecilla, también podemos aprovechar la dureza de la luz del Flash para rellenar esas sombras intensas que vemos cuando el Sol está pegando de justicia durante el mediodía y nuestro sujeto está oscurecido.

Os aseguro que si no hubiera disparado el Flash con una potencia del 100% en la foto de hoy, las sombras que cubren la escultura de los Querubines, estos habrían salido más oscurecidos en contraste de su alrededor iluminado a pleno Sol.

En fin, sé que apenas he profundizado en el tema del uso del Flash. Pero solo quiero que os pique la curiosidad para que enredeis con él y descubráis que el uso del mismo va más allá de activarlo, apuntar y disparar. El uso y las posibilidades que tenemos con él; incluso cuando no podemos regular su potencia; son bastantes.

Solo hemos de tener claro que NO hay que tenerle miedo, y más todavía que hay opciones de aprovecharlo a nuestro favor.

Quizás algún día haga entradas con truquitos y así. ¿Quién sabe?




COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: