sábado, 17 de junio de 2017

365 Nostalgic Items - #017 El Mendigo y el Perro

https://c1.staticflickr.com/5/4246/34814309366_d2029e4de3_o.jpg
|    Diafragma: F-8    |    Obturación: 1/200 segs    |    ISO: 100    |    Sin Flash    |
Hace muy poco, yendo en el metro, escuché sin quererlo a 2 mujeres de mediana edad hablando, opinando y cotilleando sobre la vida de una tercera persona. Hablaban de lo mal que les parecía que esta persona se pasase el día encerrada en casa. Y me recordó mis años txikis, cuando me aburría soberanamente en la calle con gente con la que no tenía absolutamente nada que ver, y prefería evadirme y tragarme cientos de libros en casa, o jugar a la Atari o la Game Boy, tranquilamente...
Solamente salía a la calle a diario desde la mañana hasta la noche, cuando iba de vacaciones al pueblo de mis abuelos en verano. Allí tenía amiguetes, y desde que me levantaba por la mañana hasta que me acostaba por la noche, estaba todo el día en la calle. Sin embargo, el resto del año durante el periodo escolar había demasiada subnormalidad a mi alrededor en clase y fuera de ella, como para tener que aguantarlos también en la calle. ¡Anda a cagar!

Y esto es algo que nunca entendieron estas personas que me daban su opinión diciendo que "tenía que salir a la calle ya que era poco sano quedarme "encerrado" en casa". Sin saber mis razones, y tampoco pararse a preguntarlas. Es la condición humana, hablar por hablar, opinar por opinar sin saber ni respetar el razonamiento de cada uno.

No he podido evitar aprovechar esta foto del proyecto para contar esto, ya irónicamente estas mismas personas que aborrecían que a mi me apasionara tanto la tecnología y los ordenadores y los prefiriera a la gente que estaba en la calle, son ahora los que van todo el día pegados a la pantalla de su smartphone. Estar todo el día pegado a la pantalla. Cogerlo cada dos por tres, porque te salta una notificación en el aparato... No sé...

En fin, para ilustrar la foto del día, he querido utilizar otra figurita que me trae buenos recuerdos nostálgicos. Un mendigo bebiendo vino y acompañado de su perro. Una figurita que da buen rollo por la pose y el rostro del señor. Y la he usado ya que me viene perfecta para calmar un poco esa ansia criticona que me entra cuando recuerdo esta gente "metete" que nunca se para a pensar en si sus opiniones al respecto de nuestras propias vidas nos importan una mierda llegado el punto...

¡¡Qué recuerdos!!


COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: