lunes, 7 de mayo de 2018

365 Nostalgic Items - #341 Mi Reloj Lorus mítico y Compañía

https://c1.staticflickr.com/1/981/41683876542_d8f5cd0ed3_o.jpg
|    Diafragma: F-10    |    Obturación: 1/30 segs    |    ISO: 200    |    Flash al 15%    |
Desde bien txiki, he tenido predilección por los relojes. Y aunque curiosamente eso significaría que debería tener una amplia colección, la verdad es que a lo largo de toda mi vida he tenido pocos relojes. E irónicamente tampoco los he echado en falta.

En este último mes pienso mostrar mi PRIMER y SEGUNDO reloj de cuando fui pequeño. Pero si hay algo nostálgico que la gente, y sobretodo familia y amigos conocen en cuanto a relojes en mi mismo, ese es mi reloj mítico de marca Lorus. (Que no Lotus)
Este reloj de cuarzo bañado en oro fue un regalo conjunto de mis padres y mi abuelo materno allá por el 94'. Un pastizal de reloj que se gastaron entre los tres, y que tras estos 24 añazos, sigue funcionando increiblemente bien a pesar de haber sufrido los estragos del tiempo y una caída en el Metro que hizo que se desmontara la corona del impacto, sin mayor preocupación que volver a montarla de nuevo.

Este reloj, fue la maravilla de mis compañeros en el Judo, ya que no asumían que un reloj de agujas tuviera todas las opciones que un reloj digital de entonces. Cronómetro, Temporizador, Alarma, Hora Dual y posición de agujas a las 12.00 para la configuración inicial del sistema y sumergible bajo el agua.

Cuando cambias entre una función y otra, las agujas giran automáticamente para situarse solas tal como las hayas configurado tú. Y guarda en memoria las horas y tiempos de todas las funciones que tiene. Así que analógicamente tiene las mismas prestaciones de uno digital de entonces. Aunque hoy día con los Smartwatches conectados al teléfono, habrá gente que no le parezca gran cosa.

No ha cambiado nada en el tiempo, quizás solo ha tenido muchos cambios de correa ya que con el tiempo se van estropeando. Y a pesar de ello he intentado mantener fiel la estética de correa de cuero azul y vetas negras que ha tenido en su origen; que si bien es cierto, no encuentro correas igual a la de fábrica del reloj, al menos me siento contento con que haya tenido suerte de encontrar unas muy similares.

En cuanto a los 2 relojes que acompañan a mi viejo Lorus, diré que son un Reloj de Arena y un Reloj de Aceite (que no es aceite, y el agua huele a aguarrás). Estos relojes de cuenta atrás siempre me han maravillado desde txiki. Podía tirarme horas dando vueltas al reloj de arena viendo como cae cada grano.
O tirarme horas viendo como las burbujas de aceite bajan por el laberíntico recorrido del reloj de aceite que vemos a la derecha en la foto. Aunque de txiki, siempre recordaré uno de estos donde el aceite era de 2 colores. Rojo y Azul.

Siempre he sido un niño curioso y a la vez, me apasionaban y me siguen apasionando las pequeñas cosas. No hace falta mucho para contentarme.

¡¡Qué recuerdos!!



COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: