jueves, 30 de abril de 2015

A saber cuanta mierda se oculta de verdad, en todo el fondo marino...

"Cojo otro muelle
Lo tiro por el retrete
Y ya son 820 muelles los que el retrete se ha tragado. "
(Homer J. Simpson)


Será que desde txikitín he tenido la conciencia del medioambiente. Ya no solo por la educación recibida, sino por todo el interés que mi mente suscitaba al respecto del entorno que me rodea. Y lo cautivador que puede llegar a ser un paraje rocoso rodeado de verde, árboles y pájaros acompañando a tu alrededor...

No lo sé...

Ciertamente apoyo a toda la gente que lucha diariamente por la defensa de los animales y por que no haya maltrato de ningún tipo. Y admiro a todas esas personas que convierten y dedican su vida en pos de cambiar las cosas con pequeñas y grandes acciones a ese respecto. Efectivamente, si el ser humano no fuera como es, la convivencia en este planeta con otras especies debería ser más natural y pacífica.

Y aquí es cuando entran otro grupo de personas de las que yo me siento parte. Las que nos preocupa el mediambiente y apoyamos el reciclaje y la separación de los residuos que creamos antes de tirar la basura... Papel, cartón, cristal, plástico, metal, ropa, aceites, pilas, largo etc... todo lo que sea reciclable debería entrar con rotundidad en nuestra conciencia social. Ya que; aunque en las últimas 2 décadas cada vez veo más gente concienciada con el problema de los residuos (y que a nivel de Bilbao, Erandio y Astrabudua ha mejorado ingentemente la gestión y el tratamiento de los mismos así como la limpieza de las calles); aún sigue habiendo gente que tira todo lo que produce en el mismo saco de basura.
Ciertamente, en los vertederos cada vez más se realiza la separación de residuos, pero aún así siempre hay una gran parte de los mismos que acaban cayendo en la incineración. Generando posibles problemas asociados con ello.

Sin meterme a hablar de polución, ni de los residuos peligrosos (que son granos de otros costales), ni del reciclaje de electrodomésticos u otros tipos; ha habido y siempre habrá empresas miserables que se libran de sus productos mediante la eliminación no vigilada (porque les sale más rentable tirarlo por la borda que tener que andar tratando el problema). Al final todo se reduce al puto dinero.
Todo reducido al dinero, y "la casa sin barrer" por ello muchos de esos productos que podían haberse reciclado perfectamente acaban en el fondo marino.

¿Te gusta el senderismo y disfrutas de tus salidas al monte? Estoy seguro que si las respuestas son afirmativas, también te dará mucho por culo ver bolsas de basura, cristales y latas vacías por la zona. Todo porque la gente que ha subido anteriormente no ha recogido sus residuos, y los ha dejado ahí tirados porque se la bufa todo.

No quiero tirar de valores personales; que son más que evidentes y han potenciado la escritura de esta entrada; pero anecdóticamente, una vez presencié una acalorada discusión y juicios de una persona sobre otra porque la primera era vegana radical y la otra no lo era, además de que tampoco compartía su forma de pensar al respecto del "asesinato de animales" tal como se lo planteaba la primera. Pues bien, siendo imposible evitar oírles porque estaban a pocas mesas de separación, los pensamientos radicales de la persona vegana y las voces que compartían las 2 personas de esa mesa caldearon el ambiente con sus acompañantes (eran 4 en total). Pero lo anecdótico no fué la discusión ni mucho menos... Lo llamativo de esta situación fue que al terminar y estar en la calle, presencié como la mujer vegana que criticaba al hombre de su mesa, tiró una botella vacía de zumo al suelo tras bebérsela. Y anteriormente había tirado un clínex usado hecho una bola. Nadie de ese grupo se molestó en recoger lo que habían tirado, y mucho menos para tirarlo donde correspondía.

Esto me hizo gracia... Y pensé que: "Si te pones como una moto porque alguien no comparte tus pensamientos, estoy seguro que si los árboles, plantas y demás elementos naturales pudieran decidir, al verte tirar la botella al suelo y el clinex usado, ¡¡te habrían reciclado de arriba a abajo energúmena!!"

Me resultó irónico y contradictorio que alguien que habla tan acaloradamente de "asesinatos de animales" tire basura al suelo. De verdad que es contradictorio. Además de los riesgos que ello conlleva dependiendo del lugar.
Ya no me meteré en la falta de reciclaje de eso que has tirado al suelo. Pero sí que hay que ser un poco menos cerd@ y depositar lo que tiramos aunque sea en una puta papelera. Nuestro entorno, y más aún el planeta; que sustenta nuestra vida y la vida de todos esos animales que defendemos; nos lo agradecerán.


COMPARTIR/SHARE esta entrada en Redes Sociales: Compartir

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: