viernes, 29 de marzo de 2019

Cuando quieres volar y tocar las nubes...



...pero te das cuenta que el cielo está despejado.

Es entonces cuando tratas de buscar las nubes en otros cielos; de un momento a otro sabes que aparecerán. Solo has de ser paciente y estar permanentemente activo aunque sea de la manera más ínfima posible.

Mi experiencia y mi modo de ver el mundo me han demostrado en muchas ocasiones que todo vale. Hasta la cosa más insignificante acaba valiendo para algo en alguna de  tus aventuras y proyectos.

Si bien es cierto que lo de volar y tocar las nubes no es para todo el mundo, también reconozco que un poco de ilusión manteniendo los pies en la tierra es perfectamente válido.


La cuestión es mantener la ilusión. Ser constante en todas nuestras iniciativas hasta el final. Ya que de nada sirve tener mil frentes/proyectos abiertos y no comprometerse nunca con ninguno.

La diferencia siempre radicará en la constancia del individuo en cuestión. Y las ilusiones con las que alimente esa constancia.

Soy de la firme convicción de que al final todo vale para algo. Por; reitero; insignificante que sea...

¿Volarás conmigo entonces a buscar esas nubes?




COMPARTIR/SHARE esta entrada en REDES SOCIALES:

Entradas relacionadas por temática:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier consulta, crítica, comentario o aportación será atendido, agradecido y/o publicado en un breve periodo de tiempo: